“Socorro” Mi hijo es un desconocido

“EL PAVO” DEL ADOLESCENTE EFERVESCENTE. MI HIJO ES UN DESCONOCIDO.

El fin de semana pasado tuve la oportunidad de coincidir en una formación con personas que o bien por ser madre o padre o bien por ser profesional del ambito educativo, están en contacto con preadolescentes y adolescentes y hemos coincidido en nuestra admiración por ellos, por soportar con estoicidad su mala prensa y a pesar de ser una etapa tan descalificada, tan denostada, tan mal entendida, ahí andan a cuestas con sus contradicciones, con su revolución hormonal o como diría Daniel Siegel en su libro, con su “Tormenta cerebral” y es que hasta nombramos la etapa más vital del individuo como la “edad del pavo” intentando de este modo menospreciar y mofarnos de este periodo sobre el que ellos y ellas en muchas ocasiones no tienen control.

Pavo adolescentes

Mi experiencia personal con mi adolescente efervescente es de un total desconcierto, no te quieres creer que el que hasta hace poco ha sido un niñ@ ya no lo es y que tiene pensamiento y criterio propios, si, ese que solicitamos tanto los adultos pero que en el fondo cuando aflora nos hace sentir molestos, ahora estoy en un periodo de reconfiguración de mi GPS educativo, ya que sus necesidades son totalmente distintas y he de acostumbrarme a un desprendiemiento calmado y sereno, aceptando que comienza una maravillosa transición que he de acompañar con la mayor delicadeza.

Creemos que el comportamiento de ese adolescente “efervescente” que por cierto cada vez es más precoz, va a ser la forma de comportarse del resto de sus vidas y claro entramos en modo pánico, pero me gustaría recordar que aunque parezca que ha pasado mucho tiempo, nosotros también hemos sido adolescentes efervescentes y además recordar que esos mismos jóvenes con los que ahora mismo estamos conviviendo, no han terminado ni mucho menos de crecer.
Pensad por un momento que a nivel neurológico, el cortex prefrontal termina de desarrollarse y madurar en torno a los 25- 30 años y que curiosamente esa zona de nuestro cerebro es la que se encarga de albergar las funciones cognitivas (lectura, memoria, atención selectiva) y las funciones ejecutivas estos son nuestros frenos emocionales (pero son los frenos de un tractor), aquí es donde puedo tomar conciencia de mis emociones, de comprender las de los demás, ser capaz de calmarme, dar flexibilidad a mis respuestas, modelar mis temores, mis principios morales y todo aquello que hace que nuestro cerebro sea adaptativo y flexible.

Conforme los jóvenes van pasando por ese transito de la niñez a la adolescencia, su principal tarea es la “individualización”.

CARACTERÍSTICAS DE LA INDIVIDUALIZACIÓN

1- LOS ADOLESCENTES TIENEN NECESIDAD DE DESCUBRIR QUIENES SON
Necesitan saber qué tan diferentes son del resto de sus familiares, cómo se sienten y qué piensan sobre las cosas y cuales son sus propios valores. Este proceso de separación de la familia como preparación para una vida adulta independiente se conoce como proceso de INDIVIDUALIZACIÓN

Adolescente

2- LA INDIVIDUALIZACIÓN PARECE SER REBELDÍA PARA LOS PADRES
La reacción contra los padres, hacer lo opuesto a lo que piden o rebelarse desafiando lo que es importante para la familia, es la manera natural y sencilla de ser diferentes.

3- LOS ADOLESCENTES TIENEN ENORMES CAMBIOS FÍSICOS Y EMOCIONALES
La naturaleza se comporta de forma caprichosa en este momento y el proceso de maduración física tiene repentinos y poderosos cambios hormonales causantes de cambios bruscos de humor e incluso también de dolores físicos.

4- LA RELACIÓN CON LOS AMIGOS TIENE PRIORIDAD SOBRE LA FAMILIA
Necesitan construir relaciones con gente de su edad para averiguar si se adaptan y cómo lo hacen.
Si somos capaces de evitar lucha de poder y críticas, podemos conseguir la confianza de nuestros adolescentes.

5- LOS ADOLESCENTES EXPLORAN Y EJERCITAN EL PODER PERSONAL Y LA AUTONOMÍA
Sienten deseo de averiguar de lo que son capaces y necesitan poner a prueba su poder e importancia en el mundo. Esto significa que desean decidir lo que pueden hacer por si mismos sin ser dirigidos u ordenados. A menudo los padres toman esto como un desafío hacia su autoridad, por lo que crean una lucha de poder.
Algunos jóvenes encuentran el poder personal tan intimidador que bucan que otros, generalmente otros jóvenes, les digan qué hacer, esto puede ser una peligrosa consecuencia de una paternidad o maternidad demasiado controladora.

Adolescente

6- LOS ADOLESCENTES TIENEN UNA GRAN NECESIDAD DE PRIVACIDAD
En esta etapa pueden embarcarse en actividades con las que los padres no estamos de acuerdo, la mala noticia es que puede hacerlo a pesar de nuestra vigilancia, simplemente lo harán a escondidas para evitar ser descubiertos.
Por eso es tan importante respetar este momento y construir una relación de confianza, afectuosa y firme, trasladandoles el mensaje de que les respetas y que son importantes para tí.

7- LOS PADRES SE CONVIERTEN EN MOTIVO DE VERGUENZA PARA LOS HIJOS
En muchas ocasiones he visto una mirada de desaprobación en mi hijo cuando canturreo o bailo en publico y ni que decir tiene que las muestras de afecto pasan a ser una acción para la intimidad, esto que al principio puede hacernos sentir heridos o perplejos quiero recordar que es un comportamiento transitorio, por eso es importante no darle importancia.

8- LOS ADOLESCENTES SE VEN A SI MISMOS COMO INMORTALES, INFERTILES E INMUNES
Es el momento en que se creen sabios y omni potentes y no puedes decirles cómo vestir, comer o actuar y lo que pueden o no hacer.

Todas estas características en mayor o menor medida son comunes en los jóvenes que atraviesan el periodo de la pre y de la adolescencia, es importante mantener un sabio equilibrio de conexión y firmeza que nos garantice que no entremos en lucha de poder con ellos pero que tampoco nos haga ser permisivos.
Una suave manera de estar cerca por si te necesitan y una firme distancia para que se sientan capaces de afrontar desafíos y cambios sin que se sientan invadidos.

La mayor prevención para los posibles desastres es construir una relación afectuosa y firme, haciendoles saber que son incondicionalmente importantes y proporcionandoles las oportunidades necesarias para que aprendan las habilidades importantes de la vida.

Autora: Carmen Fernández Rivas                                  Web: www.padresayudandoapadres.es

Compartelo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Agencia EducaGest

ACEPTAR
Aviso de cookies