El almuerzo del colegio

El almuerzo del colegio

Esta semana con la vuelta al colegio, hemos preferido hablar sobre el almuerzo del colegio.

Una de las rutinas que se retoman en septiembre con la vuelta al cole es la de preparar el almuerzo de media mañana para la hora del recreo. Creemos que es muy importante en no caer en rutinas insanas en este momento tant importante del día.

El desayuno es un aporte de energía para los niños que se pasan tantas horas en el colegio.

Puede parecer difícil no caer el recurso fácil: bollería, zumos o batidos, galletas o el bocadillo de embutido, pero lo cierto es que hay opciones mucho mejores y puede que este curso sea el momento de empezar a experimentar con ellas.

Vamos con una serie de consejos para el almuerzo de los niños.  Cada colegio tiene su política y la debemos respetar. Pero para aquellos colegios que no tienen ningún tipo de política y dan completa libertad pueden ser estos pequeños apuntes una forma de desayunar mucho más saludable.

Muchos colegios tienen el “día de la fruta”, que es un día a la semana en el que todos los alumnos deben llevar ese alimento como tentempié de media mañana. Sin duda es una buena idea, pero a veces produce el efecto contrario, el de “solo se lleva fruta ese día porque es obligatorio” y parece que el resto de la semana no es una opción.

Otros colegios tienen una lista de alimentos prohibidos dentro del desayuno escolar como la bollería, zumos,… y ayudan a partir de mails a encontrar “soluciones” para los desayunos.

Otras escuelas tienen indicaciones más precisas para cada día de la semana, algo como “Lunes: Bocadillo”, “Martes: Fruta”, “Miércoles: Lácteo”, “Jueves: Galletas”, “Viernes: Bollo o bizcocho”. Este sistema sería recomendable si no fuera porque lo habitual es que haya varios días en los que la opción no es saludable (galletas, bollería) y en el resto, si no se concreta más corremos el riesgo de que los bocadillos sean de pan blanco y mortadela, o paté, que el lácteo sea un yogur bebible azucarado o incluso que la fruta se sustituya por un zumo industrial.

Si en el colegio de nuestros hijos tienen un esquema similar, intentemos cumplirlo eligiendo opciones saludables como pueden ser los bocadillos de pan integral, queso fresco, fruta que sea fácil de pelar como los plátanos, mandarinas,… bizcochos hechos en casa,.. entre otras cosas.

Esperamos que esta breve introducción a los desayunos de nuestros hijos os haya gustado.

Esperemos que a partir de ahora os se más fácil poder programar el desayuno semanal de los más pequeños de la casa.

 

Compartelo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Agencia EducaGest

ACEPTAR
Aviso de cookies