Aprender es el objetivo, enseñar el medio de alcanzarlo

“Aprender es el objetivo, y enseñar es un medio para alcanzar ese fin. Los docentes nunca deben olvidar ese objetivo cuando idean formas de dar clase.” Don Finkel.

Cuenta la leyenda que había un profesor que se vanagloriaba de poder enseñar cualquier cosa que quisiera a cualquier persona. Y tenía toda la razón… él podía enseñar lo que quisiera, lo complicado era conseguir que la otra persona lo aprendiera. La labor de un profesor no es enseñar, sino conseguir que sus alumnos aprendan.

Lo cierto es que en nuestros centros educativos también hay demasiados docentes que creen que enseñan, pero hay demasiados alumnos que no aprenden. Y esa es una situación que debe cambiar urgentemente.

Los caminos para alcanzar el aprendizaje son múltiples y variados. Esa es una realidad que vemos cada día en nuestras aulas y que debemos tener muy presente a la hora de preparar nuestras clases. Pero debemos hacerlo con mucho cuidado para no tomar la dirección errónea. No se trata de enseñar a cada alumno según su estilo de aprendizaje, sino de conocer y explotar las virtudes y los talentos de nuestros alumnos y alumnas, y de reforzar sus puntos más débiles.

El propósito de todo educador es que sus alumnos aprendan y para ello tiene el deber y la obligación de conocer todos los recursos didácticos que están a su alcance. Y de utilizar los más adecuados en cada momento, situación o circunstancia. Para ello es preciso tener un gran conocimiento de nuestros alumnos y de su contexto. Por ello es imposible aplicar fórmulas mágicas que resuelvan los problemas a los que nos enfrentamos para que nuestros alumnos aprendan.

El sentido común nos debería ayudar a no dejar que los cantos de sirena (en forma de metodología mágicas y de soluciones innovadoras que anulan todo lo hecho con anterioridad) no impidan ver la realidad… ¡ya sabéis lo que le pasó a Ulises!

Lo único que debería importarnos es conseguir que nuestros alumnos y alumnas aprendan… el cómo lo hacen es importante, pero que lo hagan es una necesidad ineludible. Nos guste o no, enseñar solo tiene sentido si se produce aprendizaje… haríamos bien en no olvidarlo nunca.

Autor: Salvador Rodriguez                Web: www.salvarojeducacion.com

Compartelo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Agencia EducaGest

ACEPTAR
Aviso de cookies