Cinco sugerencias positivas frente a los niños que pegan o agreden

Los niños pasan por una etapa en la que no tienen desarrollada su tolerancia a la frustración, esta suele estar entre los dos a los cuatro años de edad, esta agresividad forma parte del proceso natural evolutivo del niño y comienza en este momento precisamente porque es cuando comienzan a socializar.

A veces la agresión y el enfado del niño no sólo se dirigen a otros niños. Algunos aprenden a pegar, dar patadas, morder o tirar del pelo a sus padres y cuidadores cuando las cosas no van como esperan. Los padres a menudo no saben qué hacer con el niños agresivo y pueden reforzar su comportamiento sin darse cuenta.
Se pueden hacer varias cosas para ayudar al niño a modificar un comportamiento agresivo.

images-2

1- Contenga al niño con cariño y firmeza
Si temes que la seguridad del niño corra peligro, vaya a romper algo o hacerse daño, intenta sentarte y cogerle firmemente para que no pueda pegar ni dar patadas, sin sermonear ni gritar hasta que se le pase. Mecerle suavemente para ayudar a calmarle.

2- Explícale cómo te sientes
Dile “Esto me hace daño (o hiere mis sentimientos).Cuando estés listo, una disculpa me ayudaría a sentirme mejor”.
No exijas ni fuerces la disculpa. El propósito de esta sugerencia es dar ejemplo para compartir los sentimientos y pedir lo que a uno le gustaría. No siempre recibimos lo que deseamos, pero demostramos que nos respetamos a nosotros mismos al explicar los sentimientos y deseos sin exigencias.

3- Utiliza un tiempo de descanso positivo
Crea un espacio para calmarse (el rincón de la calma), un lugar dónde se puedan tener elementos que inviten a la calma, peluches, cuentos, música relajante, manualidades, un cojín suave, etc. Cuando el niño peque o insulte, pregúntale ¿Te sentirías mejor si vas al rincón de la calma?. Es importante que el niño sepa que las personas se portan mejor cuando se sienten mejor y que a veces todos necesitamos un momento para calmarnos.

“De dónde habremos sacado la loca idea que para que los niños se porten bien primero hemos de hacerles sentir mal.- Jane Nelsen –

de-donde-habremos-sacado-la-loca-idea-de-que-para-que-un-ninos-se-porte-bien-primero-hay-que-hacerle-sentir-mal

Si el niño no quiere ir al rincón, dale ejemplo diciendo “Yo ahora estoy muy molesta o enfadada, creo que me quedaré un ratito en le rincón de la calma hasta que me sienta mejor”.

4- Formula preguntas de curiosidad
Estas preguntas ayudan al niños a explorar las consecuencias de su comportamiento¿Qué pasa cuando se pega a alguien o se le insulta? ¿Cómo nos hace sentir? ¿Cómo hace que se sienta el otro? ¿ Qué podemos hacer para ayudarle a sentirse mejor? ¿De qué manera podemos conseguir lo que queremos?, Pregunta con amabilidad y firmeza y con autentico deseo de escuchar lo que el niño tenga que decirte. No conviertas la conversación en el típico sermón.

5- Ofrece opciones limitadas
Se puede enseñar al niño lo que puede hacer ofreciéndole opciones limitadas. Puedes decirle “Pegar y hacer daño a los demás no está bien. Puedes dejar de pegar y quesarte a mi lado o puedes ir a tu habitación y sentir en privado lo quieras, tú decides”. Las opciones deben ser respetuosas, relacionadas, razonables y útiles.

 

Autora: Carmen Fernández Rivas                         Web: www.padresayudandoapadres.es

Compartelo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Agencia EducaGest

ACEPTAR
Aviso de cookies