Control parental en internet

Los niños y niñas crecen y, con cada etapa, madres y padres afrontan nuevos retos. No es una novedad. De hecho, ocurre desde que el mundo es mundo. Lo único que ha cambiado es a qué se enfrentan. El acceso de los menores a internet ha abierto un enorme abanico de posibilidades. Desde los riesgos del contacto con desconocidos a las imágenes inadecuadas para su edad. Pero también un sinfín de recursos educativos y de ocio pensados para ellos. Así que, ¿cómo afrontar el control parental en Internet sin privarles de lo positivo, y de su derecho a experimentar?

Apps de control parental para los más pequeños

Las herramientas tecnológicas de control parental pueden ayudar, pero no son infalibles. Y, de hecho, superarlas es relativamente fácil para los chavales: basta con buscar algún tutorial en Youtube, o ir a casa de algún amigo con un móvil u ordenador con menos restricciones.

¿Cuándo son más eficaces? En los primeros años en que los niños y niñas cogen tu móvil o la tablet para jugar o buscar algo en internet, y pueden encontrase de forma accidental con contenido inapropiado. Entonces puedes optar por:

  • Kids PlaceUna app de Google que permite controlar qué pueden hacer con tu móvil, mostrando solo lo que hayas seleccionado, e impidiendo así que publiquen por error en tus redes sociales o manden un Whatsapp a tu jefe.
  • Bunisun buscador pensado de forma específica para los más pequeños. Y que usa la tecnología de Google combinada con bases de datos de palabras y webs inapropiadas para mostrar solo contenido relevante para su edad.
  • Nuevas funciones de Youtube Kids: padres y madres podrán elegir todos los vídeos y canales que pueden ver sus hijos. Y, además, ampliar las experiencias de la app entre los 8 y los 12 años, con música y videojuegos, entre otros contenidos. De momento esa opción solo está disponible en Estados Unidos, pero llegará pronto a España.

Control parental

El mejor control parental es la educación

A medida que crecen, lo mejor es informarles, acompañarles en el aprendizaje y, cuando toca soltar amarras, confiar en su criterio. Y dejar claro que estás ahí si necesitan ayuda o quieren hablar. Los expertos en la relación de la infancia con el mundo digital coinciden en ello.

Pero, ¿por dónde empezar?  Lo primero es estar al día. Preocúpate de conocer las nuevas tecnologías, de navegar por internet, de probar o informarte sobre las apps que van a usar tus hijos. Y escucha a los niños sin rechazar de entrada cualquier cosa que suene a nuevo. Si te habla con ilusión de un canal de Youtube sobre unboxing de juguetes o un videojuego, y desprecias lo que te cuenta, es difícil que se atreva a pedirte ayuda. Y si un día alguien le acosa en los comentarios del canal o en un foro sobre videojuegos, no tendrá a nadie a su lado para contárselo.

“Bueno, mi hijo aún es pequeño para tratar el tema” Error. Que aún no tenga edad para tener su propio móvil no significa que no podáis hablar de internet. Hazlo cuando aún te escucha, no esperes a esa edad en la que será más difícil que acepte tus consejos. Y ten en cuenta que, según el INE, más de un 95 % de la infancia entre 10 y 15 años ha usado internet en los últimos tres meses. Y a los 11 años, un 45 % de los menores tiene móvil. “Uy, pero mi hijo, no”. Entre sus compañeros de clase o amigos del barrio habrá niños que sí. Y que le enseñen vídeos, apps, páginas web… sin ningún control parental. 

Recursos y apps que pueden ayudarte

Nadie dijo que el reto fuera sencillo. Sobre todo, si no dominas las nuevas tecnologías. Pero no estás solo.  En nuestro blog puedes encontrar más información para trabajar el control parental. Desde cómo prevenir el ciberbullying a consejos prácticos de seguridad en internet.

Además, hay otras fuentes especializadas a las que recurrir:

  • Internet Segura for Kids (IS4K) es el Centro de Seguridad en Internet para menores de edad en España. Y en su página web puedes encontrar, entre otras cosas, información práctica y guías de herramientas de control parental. Además, gestiona una línea de ayuda: 900 116 117.
  • Empantallados: se trata de una plataforma privada de recursos para madres y padres, avalada por numerosos expertos. ¿Su punto fuerte? Están muy al día de las tendencias. Y, además de hablar de control parental, muestran en positivo las posibilidades de la red. Por ejemplo, con estas ideas para convertir las pantallas en un aliado para el estudio.
  • Libros que tratan el tema. Por ejemplo, ‘Cariño, he conectado a los niños’ o ‘Los nativos digitales no existen’pueden darte una visión bastante completa, con datos, opiniones expertas y consejos.

Se trata de tener cierta preparación para los riesgos, pero también de poder ayudar a tus hijos e hijas a exprimir lo bueno de internet, que es mucho: desde apps para aprender matemáticas a profesores con un canal en Youtube a recursos que en principio no están pensados para la infancia, pero tienen mucho que ofrecer. Por ejemplo, blogs de familias viajeras, que pueden ayudarte a mostrarles paisajes diferentes y otras culturas. O todo un catálogo de recetas que podéis preparar juntos. Y cuentas de instituciones como la NASA en redes sociales, que ofrece fotos espectaculares de las estrellas. ¡El cielo es el límite!

 

Autor: ayudaenaccion.org

 

Compartelo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Agencia EducaGest

ACEPTAR
Aviso de cookies