3 formas de prepararse para el futuro de los recursos humanos

-

La gestión del talento humano de una empresa es una parte indispensable no solo para que exista una buena coordinación, sino también para lograr los mayores beneficios posibles. De esta manera, estudios como las especializaciones en recursos humanos están tomando cada vez más importancia en los profesionales que ven su educación como una ventaja competitiva.

El departamento de recursos humanos se ha visto infravalorado a lo largo de los años teniendo como misión la supervisión para garantizar los niveles de rendimiento, el nacimiento de los sindicatos que exigían el bienestar de los empleados y el aumento de la legislación que protegía a todos los trabajadores, entre otras labores.

El papel de la gestión del capital humano ha permanecido relativamente estable durante décadas. Sin embargo, la pandemia de la COVID-19 ha cambiado el panorama en el área de recursos humanos, debido a que en muchos países se fomentó el teletrabajo, y esto llevó a un cambio en la forma de trabajar.

Este artículo echa un vistazo a algunas de las predicciones clave para el área de talento humano y cómo los líderes pueden empezar a prepararse para adaptarse a la nueva realidad.

Transformarse en una organización realmente orientada a los datos

Los datos siempre han sido la clave del éxito de los recursos humanos, ya sea a través del seguimiento de los indicadores de gestión, como el tiempo de contratación, la tasa de absentismo o su ratio de contratación interna frente a la externa. Estos indicadores de rendimiento a largo plazo demuestran la eficacia con la que talento humano está logrando sus objetivos.

Sin embargo, en la era del Big Data y la analítica, las organizaciones están convirtiendo estos datos en ideas, por nombrar algunas: la predicción de cuándo decidirán retirarse los colaboradores, cómo identificar y atraer a los candidatos adecuados y cómo mantenerlos una vez que se convierten en empleados.

Debido a la proliferación de estos datos, la toma de decisiones basada en estos se ha convertido en un componente fundamental de muchos procesos que conforman los recursos humanos. El acceso a los números puede respaldar la toma de decisiones o conducir a la mejora de las estrategias empresariales.

Centrarse en la experiencia de los colaboradores

El área de recursos humanos siempre ha tenido un enfoque centrado en mejorar el bienestar del empleado. En su mayor parte, este departamento ya tiene los medios y los datos disponibles para evaluar y mejorar la experiencia del talento humano, las encuestas, entrevistas, sugerencias y diferentes softwares que ayudan a dibujar la imagen del estado actual del trabajador y así formular las recomendaciones para mejorarla, si fuese necesario.

La motivación para optar a crecer en la empresa, viene de la mano de una formación continuada y esta suele ser una asignatura pendiente en muchas de las compañías.

Otro método de recompensa motivacional puede ser premiar a los empleados, las últimas tendencias incluyen software de reconocimiento, programas de salud y bienestar que pueden estar disponibles a través de plataformas o aplicaciones y lo mejor, la retroalimentación para la mejora continua puede ser recogida a través de estas mismas.

La capacidad de transformar la experiencia del colaborador a través de la tecnología se convertirá en una herramienta clave en el arsenal de todo departamento de recursos humanos.

Garantizar la ciberseguridad

El teletrabajo ha dado un vuelco a la forma tradicional de trabajar, siendo cada casa una pequeña parte de la empresa, ya que se trabaja en red y se accede a archivos desde distintas direcciones IP. Es por ello que la ciberseguridad ocupa actualmente un lugar fundamental en las empresas.

Dado que el trabajo a distancia o híbrido continuará, será necesario introducir nuevas políticas y medidas de seguridad para garantizar la seguridad de los datos, la confidencialidad y la privacidad de los empleados. A medida que los grupos de candidatos se vuelven verdaderamente globales, recursos humanos tendrá que garantizar que la formación en ciberseguridad se incorpore a la inducción de los colaboradores y que se ofrezca formación de actualización periódicamente.

Además, a medida que la normativa de protección de datos evoluciona, también deben hacerlo los procesos y políticas de seguridad de una organización. El Reglamento General de Protección de Datos (GDPR) es solo un ejemplo de cómo la legislación puede cambiar drásticamente la percepción individual sobre los datos personales y las empresas deben estar preparadas para futuras evoluciones de la ley de protección de datos.

5/5 - (5 votos)
Andres Torres
Andres Torres
Experto En Marketing Digital

Share this article

Recent posts

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Recent comments