Feliz regreso a las clases

¿Quién dijo que regresar a clases es fácil? El regreso a clases, el cual resulta emocionante para muchos, por ahí lleno de incertidumbres para otros; sin embargo, para todos es estresante y, en nuestros países, siempre es complicado, porque –muchas veces– se observan los problemas de siempre puesto que, quizás, siempre andamos remendando y «emparchando» esos problemas.

Y sí, a pesar de todo, feliz regreso a clases porque: ¿Cuándo hemos regresado a las aulas sin tantos problemas? Las cosas cuando parecen transitorias se vuelven permanentes.

Este nuevo periodo en las escuelas no puede comenzar sin reflexionar sobre los temas pendientes que tenemos los papás, los docentes, los niños en materia educativa, y que no son pocos.

Se debe concientizar a los niños sobre la importancia que tiene este proceso de ir, de volver al colegio, eso no se duda: se debe involucrar a todos, porque la educación no es solo de los docentes, es un tema de nuestros países como las políticas de estado.

Con estas simples palabras le quiero decir a toda la comunidad educativa –en la que estamos todos vayamos o no a las escuelas, estemos o no presentes en los salones de clases– que la tarea de educar es de todos:

A las autoridades de los gobiernos

Piensen que los docentes somos profesionales de la educación que merecemos dignidad y no queremos mendigarla.  Sepan que el futuro de un país se gesta en las aulas y, si la educación no se implementa con calidad, desde los lugares edilicios hasta los salarios; los resultados van a «saltar» enseguida y es un atraso que no se resuelve enseguida, porque las consecuencias de la mala gestión se propagan en el tiempo; como corolario, se atrasa la libertad –porque es de baja calidad–.

A las autoridades educativas de las escuelas

Acompañen y no se olviden nunca que también son docentes, sepan mirar el aula, escuchen, interpreten y no «pateen» los problemas.

A los sindicalistas

Les recuerdo que no seamos variables de luchas políticas solamente, sepan que son necesarios para la defensa de nuestros derechos laborales pero no queremos estar en el medio. Honren sus mandatos para los cuales fueron elegidos incluso para los que no tienen sus ideas políticas pero si sindicales.

A los papás

Entre los que estoy también sepan que en las escuelas los docentes no somos jueces, somos docentes con lo bueno y lo malo. Ponemos límites, pero de acuerdo a nuestra profesión y vocación. Los límites son tarea y enseñanzas de los padres.

Otra sugerencia la educación no es un menú a la carta  que cada uno pide lo que quiere y hace lo que quiere; hay reglas y estas se aprenden, consensuan, respetan y si no se está de  acuerdo se tratan de cambiar pero no imponer.

Los padres son el espejo en el que los hijos se miran por lo que la actitud que demuestren ante la vuelta a la rutina será importante para el estado de ánimo de nuestros hijos.

Tenemos que dejar que nuestros hijos se impliquen en los preparativos de la vuelta al colegio, eso hará que sean parte de la vuelta a las aulas.

A nuestros alumnos

La infancia es un derecho que debe estar siempre presente. Si se borran los presentes, los estamos condenados a la esclavitud porque el pensamiento libera. La infancia no debe ser un mito en la cultura. Un niño tiene que jugar, imaginar, curiosear  y crear cosas y mundos en el que vivir y entre esos mundos está el respeto del derecho  de estudiar. Los niños, niñas y adolescentes pierden tanto en el presente como en su futuro, las oportunidades que no se aprovechan hoy, serán las frustraciones de mañana.

A mis colegas docentes

Honremos el ejercicio de la educación porque no es un hobby en la que solo se gana dinero a fin de mes. Hay que pensar a la educación más allá de la vocaciónporque la educación también es profesionalización así seremos parte del reconociendo que la sociedad nos debe.

A la sociedad toda

Es válido recordar que la educación responsabilidad de todos. La educación es siempre un proceso de largo plazo y mientras lo sigamos enfrentando con ideas de corto plazo no vamos a llegar a ningún lado. Si no tomamos a la educación como una responsabilidad colectiva es muy difícil solucionar el problema.

Toda sociedad que se precie de libre es por la calidad de su educación. Un nuevo reto educativo que debemos tener los docentes, los padres, el Estado, toda la sociedad, es Educar en la Equidad.

Autora: Daniela Leiva Seisdedos

Web: ined21.com

Compartelo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Agencia EducaGest

ACEPTAR
Aviso de cookies