!Houston, Houston, tenemos un problema! – Escuela de Padres.

Los conflictos entre padres e hijos en muchas ocasiones son inevitables, esto que podría agobiarnos y tomárnoslo como una traba en nuestras relaciones, podemos transformarlo y convertirlo en oportunidades para nosotros y para ellos.

Por un lado nosotros, los adultos podemos servir de referencia a nuestros hijos y por otro lado ellos van a poder observar como nos enfrentamos a esos retos y copiarnos.

No nos olvidemos “Los niños aprenden del ejemplo que les demos, aprenden copiandonos”

También van a poder tener la oportunidad de practicar, porque el tiempo pase no van a aprender de forma espontánea todas esas habilidades socioemocionales y de vida que queremos para ellos.
Cuando educas de manera positiva no tienes como meta el control sobre el niñ@, la prioridad no es que te obedezca de forma ciega, tu prioridad es que aprenda esas habilidades y valores que quieres y deseas transmitirle para que se convierta en algo que le acompañe a lo largo de toda su vida y se convierta en su manera de ver y estar en el mundo.
Los conflictos con nuestros hijos pueden ser la gran oportunidad si los usamos de manera adecuada y respetuosa, importa más lo que aprenden de cómo nosostros resolvemos y nos enfrentamos al problema, que el problema mismo.

padre-e-hijo
Tenemos una gran oportunidad de fomentar en ellos:

• Percepción de capacidad personal “Soy capaz”.

• Percepción de la importancia de las relaciones primarias “Formo parte importante de mi familia”.

• Percepción de influencia sobre la vida “Puedo intervenir en lo que me suceda”.

• Habilidades intrapersonales (comprender las emociones personales para alcanzar autodisciplina y autocontrol)

• Habilidades interpersonales (empatía, saber escuchar, colaboración…).

• Habilidades Sistémicas (Responder ante los límites y consecuencias de la vida diaria con responsabilidad, adaptabilidad, flexibilidad e integridad)

• Habilidades éticas (Interpretar las situaciones de acuerdo a unos valores constructivos).

En los talleres que imparto TALLERES DE DISCIPLINA POSITIVA me he encontrado con muchos padres, agobiados ante la desobediencia, ante la rebeldía, ante la falta de respeto y alarmados, preocupados y a veces desarmados me piden recetas o pautas estructuradas para poder resolver estos retos, mi respuesta a veces les desconcierta:

” No existe una receta mágica o fórmula magistral que sirva a todos los padres ni para todas las circunstancias”.

Cada situación, cada niñ@, cada familia es única e incluso la misma situación puede ser vista de forma distinta por hermanos o incluso por los propios padres. Y es que detrás de cada percepción de las situaciones hay enormes maletas cargadas de memoria emocional que nos convierte en únicos e irrepetibles.
Empoderar a los padres y educadores es mi objetivo, no existe una fórmula mágica y universal que les permita sofocar los problemas, es gracias a las formaciones que imparto como consiguen ellos mismos llegar a la conclusión de que el control sobre los niñ@s es un espejismo que nos tranquiliza si, pero que no va a educar a esos niños y niñas para el futuro, ni va a despertar en ellos la motivación intrínseca que todo ser humano necesita para su crecimiento y desarrollo personal, gracias a que los adultos puedan experimentar y vivenciar cómo sienten, piensan y deciden los niñ@s en los talleres, podrán ponerse en sus zapatos y enfocarse en una educación realmente respetuosa y que fomente habilidades para la vida.

Os comparto:

38 Propuestas positivas y respetuosas

que funcionan cuando tu intención como padre es educar sin ánimo de controlar o amaestrar.

1- Amabilidad y firmeza.

2- Preguntas de curiosidad: Pregunta qué, por qué, cómo…en lugar de decir qué, porque, como….

3- Pregunta qué necesitas hacer en lugar de haz esto.

4- Supervisión y distracción para los niños más pequeños.

5- Opciones limitadas.

6- Rutinas:para la mañana, la hora de dormir, ir de compras, el coche…

7- Tiempo fuera positivo.

8- Las cuatro Rs de la Recuperación de errores (Reconocer, Responsabilidad, Reconciliación, Resolver).

9- Acepta tus errores (Puedo ver cómo he contribuido a esta discusión).

10- Abrazos.

11- Actúa, no hables.

12- Peleas entre hermanos: Pon a los niños en el mismo barco, no tomes partido por ninguno.

13- Peleas: Vosotros lo podeis resolver. Volved con un plan.

14- Ser consecuente: Si lo dices, dilo en serio. Si lo dices en serio, hazlo.

15- Decide lo que vas a hacer tú, en lugar de lo que vas a obligar a hacer a ellos.

16- Caja de la rabia/Caja de las estrellas: Momento del día en el que se habla sobre las cosas negativas que han sucedido y/o que se han sentido y también los mejores momentos y/o mejores sentimientos.

17- Honestidad Emocional: Yo siento… porque… y deseo…

18- Promesas: No las recibas ni las hagas.

19- Alentar vs Alabar y premiar.

20- Evita poner a los niños en una situación comprometida: Yo noto que….en lugar de ¿Tú hiciste…?

21- Enfócate en las soluciones en lugar de las consecuencias.

22- Haz que los niños se involucren para que se responsabilicen de la situación.

23- Ayuda a los niños a explorar las consecuencias de sus elecciones a través de preguntas de curiosidad en lugar de imponerle consecuencias.

24- Permite que los niños experimenten las consecuencias de sus elecciones, lo que es muy diferente a imponérselas.

25- Di “No”, pero úsale pocas veces… Mejor transformalo en positivo, serán más receptivos y tendrás mayor poder de influencia.

26- Escucha de manera reflexiva y/o activa.

27- Valida los sentimientos.

28- Revisa tu estilo educativo o de crianza.

29- Evita sermonear, rescatar, componer… de manera que puedas enseñar lo que es la responsabilidad al permitirla.

30- Mantén la boca cerrada y entra en acción (o bien, usa una palabra o a lo mucho diez).

31- Programa tiempo especial con el que puedan contar los niños.

32- Mantén una relación cariñosa, verbalizando Te quiero, Qué feliz soy contigo…

33- Reuniones familiares y/o de clase.

34- Atiende a la creencia errónea detrás de la conducta. Si quieres saber cuales son las 4 creencias erróneas pincha aqui: http://bit.ly/2l1IBtr

35- Acordar fechas límites y luego ser consecuente.

36- Conocer las características biológicas de la edad del niño.

37- Usa el sentido del humor…el monstruo de las cosquillas, el oso perezoso, carreras, juegos…

38- Conecta antes de corregir (asegúrate de que el mensaje de amor le llega).

 

Autora: Carmen Fernández Rivas             Web: www.padresayudandoapadres.es

Compartelo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Agencia EducaGest

ACEPTAR
Aviso de cookies