Mamá, papá, quiero una tortuga, ¿la adoptamos?

 Tortuga de Florida

 

Introducción

Es probablemente el más común de los reptiles mantenidos en cautividad. Su hábitat natural se extiende a lo largo del Valle del Mississippi, y las poblaciones más grandes se encuentran desde el este de Nuevo México Texas,   Louisiana, Mississippi, Alabama, Oklahoma, Arkansas, Kansas, Kentucky, Tennessee, este de Kansas, y norte de Missouri hasta Indiana e Illinois. También se puede encontrar poblaciones autóctonas e otros estados como Ohio.

Sin embargo también aparece en otros lugares del mundo, debido a la introducción deliberada por el hombre, o por poblaciones surgidas de ejemplares que han conseguido escapar. Esto produce graves daños en   las poblaciones autóctonas,ya que son animales muy voraces y compiten en la búsqueda de alimento con poblaciones autóctonas. Además pueden producirse cruces con ejemplares de otras especies, que puede dar lugar   a híbridos. Por todo ello, se pide a las personas que no quieran tener   más como mascota una tortuga de esta especie (y en general a los poseedores de todo tipo de tortugas), que no cometan el error de liberarlas en un hábitat que no es el suyo natural, pues pueden causar un gran daño.

Tortuga de Florida - Tortuga de orejas rojas

Morfología

Las Tortugas de orejas rojas son tortugas acuáticas de patas palmeadas, cuya característica principal es una franja de color rojo situada a cada lado de la cara, y a veces una mancha roja en la parte superior de la cabeza. La franja roja puede estar dividida en varias manchas, y su color puede variar de tonalidad entre naranja y rojo oscuro. Las típicas tortuguitas de orejas rojas tan frecuentes en las tiendas de animales son de un atractivo color verde, tanto la concha como la piel. La concha suele presentar unos dibujos con manchas de un color amarillo verdoso o verde oscuro. Cuando la tortuga crece, el color de la concha cambia, y el verde puede ser sustituido por el amarillo.

En general, la coloración puede variar bastante entre distintos ejemplares, porque incluso en su medio natural puede mezclarse con otros ejemplares de Trachemys.

En ejemplares muy adultos, el caparazón de la tortuga se vuelve de un   color uniforme, y el contraste entre los dibujos y el color base de la concha   disminuye.   Pueden encontrarse de un color marrón, o color gris oscuro.La diferenciación   entre machos y hembras sólo es posible en ejemplares adultos.   Los machos tienen en las patas delanteras unas uñas de grandes dimensiones, y además la cola del macho es más larga y ancha que la de las   hembras.

Suelen permanecer gran cantidad de tiempo en la orillas de lagos o estanques tomando el sol, pero lo suficientemente cerca del agua como para introducirse en ella ante el más mínimo movimiento o ruido.

Reproducción

Estas tortugas se reproducen fácilmente en cautividad. La hembra es   muy prolífica, y suele realizar varias puestas cada año, cada una consistente en entre 12 y 15 huevos.Los huevos eclosionan a los 50-62 días si se mantienen a una temperatura de unos 26º.

Las crías deben mantenerse en acuarios con una profundidad de aproximadamente la longitud de una tortuguita, para que puedan ponerse derechas en el caso de quedar con el plastrón hacia arriba. Además debe haber en el acuario una superficie, por ejemplo rocas, donde puedan tomar el sol. La temperatura del agua ha de ser de unos 25º. El crecimiento de las tortugas depende de la temperatura del agua: a más temperatura, más rápido   el crecimiento.

El agua debe mantenerse muy limpia y ser cambiada con frecuencia.

Debe proporcionárselas además tubos de luz fluorescente (por ejemplo Sylvania Reptistar) con luz ultravioleta, que estimula la producción de vitamina D3, y favorece el crecimiento.

Tortuga de orejas rojas
Tortuga de orejas rojas – Foto propiedad http://www.cepolina.com/photo/tortoise.htm

Alimentación en cautividad

Las tortugas de orejas rojas son voraces, pero hay que alimentarlas con una dieta apropiada.

Dieta variada

Es muy importante variar la dieta de la tortuga para asegurar su salud general. No la alimentes con un solo tipo de comida!

Frecuencia de alimentación

Tu tortuga te pedirá constantemente que la alimentes. Las tortugas de orejas rojas tienen un apetito voraz. La mayoría de personas alimentan a sus tortugas cada dos días con una buena ración de comida. Cuánto es una buena ración? hasta que tu tortuga se rehúse a comer más. Otras personas las alimentan dos veces por semana. Yo personalmente prefiero darles una ración pequeña diariamente. Si tu tortuga padece de obesidad (cuando la tortuga esconde sus patas notas que la piel alrededor se despliega hacia afuera como en una bolsa), debes evaluar la comida que le ofreces (si tiene alto contenido graso), o debes disminuir la frecuencia de alimentación.

Alimentos industriales

Existe una gran variedad de alimentos comerciales para tortugas. Puedes utilizarlos para alimentar a tu tortuga sin olvidar variar su dieta. No le ofrezcas SOLAMENTE alimentos comerciales. Chequea el contenido nutricional del producto. Los mejores alimentos industriales son aquellos que contienen menos de 35% de proteína y que incluyen calcio y vitamina A. Personalmente yo prefiero Tropical Magic de L&M Farms, pero también existen otros buenos productos como Reptomin.

Suplementos vitamínicos

Puedes enriquecer la dieta de tu tortuga agregando un suplemento vitamínico a sus alimentos dos veces por semana. En la mayoría de tiendas de animales puedes encontrar una variedad de suplementos líquidos o en forma de polvo especialmente elaborados para reptiles. Asegúrate que incluyan vitamina A ya que ésta es esencial para la salud ocular de las tortugas.

Frutas y vegetales

La mayoría de tiendas de animales te dirán que las tortugas de orejas rojas son carnívoras. Sí, ellas prefieren comer insectos que plantas, pero ésto no significa que ellas no necesiten comer frutas y vegetales! En la carne y las comidas comerciales, ellas no obtienen suficiente vitamina A. Necesitas ofrecerle frutas y vegetales que contengan bastante vitamina A. Algunas tortugas te aceptarán lechuga, tomates, papaya, melón y bananos. No le ofrezcas espinacas u hojas verdes de ese tipo ya que puede ocasionarle complicaciones digestivas. Si tu tortuga se rehúsa totalmente a aceptar las frutas y vegetales, entonces tienes dos opciones: es imperativo agregar un suplemento vitamínico con vitamina A a su dieta u obligála a comer vegetales!

Plantas acuáticas

A algunas tortugas les encanta comer plantas acuáticas, de manera que si deseas decorar tu acuario con éstas, asegúrate de que no sean venenosas! Entre las plantas comestibles encontramos el jacinto de agua, los lirios de agua, la elodia y las lentillas o lentejas de agua. Agregar plantas acuáticas a la dieta de tu tortuga es una excelente idea porque éstas contienen altos índices de vitamina A, además de que le proporcionan a tu tortuga un lugar para esconderse.

Carne cruda, pescado y pollo

Tu tortuga los adora pero no todos son buenos para ella. La carne cruda tiene mucha grasa y puede ocasionarle obesidad además de que no le proporciona todos los nutrientes que la tortuga necesita. Con el pollo crudo, mucho cuidado por la salmonela! Puedes ofrecerle a tu tortuga ocasionalmente un trozo de pollo COCIDO sin especias. Acerca del pescado, puedes ofrecerle guppies. Ocasionalmente puedes ofrecerle otros tipos de pescado tratando de que sea pez de agua dulce. Debes evitar totalmente darle pescado que haya sido congelado previamente ya que inhibe la absorción de ciertos nutrientes y le ocasionara problemas de salud a largo plazo.

Huesos de sepia o jibia

La sepia o jibia es un animal molusco marino parecido al calamar. Sus huesos son una excelente fuente de calcio para la tortuga además de que la ayudarán a afilar sus labios. No necesitas fijar el hueso en el acuario, puedes dejarlo flotando libremente para que la tortuga lo atrape. Estos huesos puedes encontrarlos fácilmente en las tiendas de animales en la sección de aves ya que son los mismos que se les dan a las aves para que afilen su pico.

No recomendamos una tortuga de agua para niños menores de 8 años y si se tiene perro tampoco, ya que entendemos que la tortuga no estará siempre en el terrario y la mayoría de los accidentes vienen dados por perros.

Sí quieres adoptar una tortuga puedes dirigirte a la sociedad protectora de animales de tu comunidad, seguro que podrán ayudarte a adoptar una.

Autor: Infomascota                                                          Web: www.infomascota.info

Compartelo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Agencia EducaGest

ACEPTAR
Aviso de cookies