Siete claves para enseñar a los niños a compartir

Compartir no es una habilidad natural, sino aprendida. Es necesario enseñar a los niños a compartir, enseñándoles que al hacerlo no están renunciando a nada.

Es normal que los niños pequeños muestren miedo a compartir.También es normal que sientan que todo lo que quieren les pertenece, aunque nos sea suyo. Incluso algunas veces los niños pequeños pueden mostrar actitudes violentas para defender “lo suyo”. A pesar de ello, es necesario enseñar a los niños a compartir, mostrándoles que al hacerlo pueden ganar más.

A fin y al cabo, compartir no es una habilidad natural, sino una habilidad aprendida. Pero no es fácil. Para los niños pequeños, entender lo que significa dar y recibir es difícil, especialmente porque carecen de una comprensión clara del tiempo y del lenguaje. Por ejemplo, decirle a un niño que recuperará su juguete en unos minutos significa poco para un niño de dos años.

Los niños pequeños se encuentran en una fase egocéntrica de desarrollo, comenzando a reconocerse a sí mismos como individuos con sus propias cosas. Están empezando a explorar lo que significa poseer algo y no han captado la idea de que algunas cosas le pertenecen a otras personas.

La buena noticia es que, a pesar de que no es fácil conseguirlo, los niños son capaces de aprender a compartir. Pero ello requiere paciencia y buen entrenamiento por parte de padres y educadores.

¿Cómo enseñar a los niños a compartir?

Los niños generalmente entienden el concepto de compartir alrededor de los tres años. Pero pasará un tiempo más antes de que el niño esté preparado para hacerlo. Aunque el niño comienza a desarrollar empatía y sabe que debe respetar los turnos, no es lo suficientemente maduro como para resistir todos sus impulsos. La mayoría de los niños de tres y cuatro años antepone sus intereses más inmediatos.

Es posible que un niño pequeño no comprenda lo suficiente como para darse cuenta de que incluso si no tiene un juguete ahora, le llegará pronto su turno. A pesar de los arrebatos que pueden aparecer, debajo de la superficie sus habilidades para compartir están madurando.

A continuación, vemos algunas claves para enseñar a los niños a compartir que les ayudarán a madurar en esas habilidades.

Dar buen ejemplo

Si quieres que tu hijo pequeño aprenda a compartir es importante que cuente con buenos ejemplos, modelos en los que fijarse. Puede ser compartiendo algo de comer o dejando que coloree y decore alguna cosa que estés haciendo, por ejemplo, una nota recordatoria o algo que prepares de propio intento para compartir. También es muy interesante que te vea compartir con otras personas, pedir las cosas por favor y dar las gracias.

No olvides que sus cosas son su mundo

Las cosas de los niños son su mundo. Si les obligas, solo conseguirás reforzar negativamente su obsesión por mantener a salvo sus cosas. El niño debe aprender que compartir no significa perder sus cosas ni renunciar a ellas, y que compartiendo con otros niños se disfruta mucho más del juego.

Compartelo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Agencia EducaGest

ACEPTAR
Aviso de cookies